En Articulos

Ahleuchatistas: Actitud punk amparada por los sonidos de la vanguardia

Por: 11 Ene, 2013 0 Comentarios

 Ahleuchatistas: Actitud punk amparada por los sonidos de la vanguardia

Ahleuchatistas llama la atención por poseer una propuesta desarticulada, se hacen y deshacen con cada nuevo disco sin separarse nunca de los derroteros múltiples que brinda la improvisación sonora de la mano del éxtasis producido por la pasión musical, el éxtasis propio de un Hendrix inmortalizando su figura cuando quemaba la guitarra o de un desaforado Coltrane reventando su saxofón con locura. Ese espíritu se encuentra vigente en esta banda claro que no teatralizado en llamativas performance, si no más bien en una sincera entrega de búsqueda lo que hace que su trabajo no sean simples desvaríos de espíritu, la improvisación aquí está realmente trabajada y disfrutada, por eso la banda se puede pasear con toda propiedad por el math rock, el Avant-garde, el noise, el punk, la música tradicional china, música tribal y art rock sin caer en el conformismo, lo extenuante o soporífero que algunos artistas entregan al recular en la improvisación, sólo basta ver que ellos mismos describen su estilo como “Avant-technnical, post-Beefheart, improv-core, math-metal, art-damage, pun-rok power trio from Asheville, North Caroline” Como siempre, las etiquetas quedan para la burla, Ahleuchatistas improvisa con el alma y trabajo con los sesos.

Todo comenzó en el 2002 en Asheville, cuando el guitarrista  Shane Perlowin, el bajista Dereck Poteat y el baterista Sean Dail dieron vida a este experimento de math rock que recuerda mucho a los trabajos de los japoneses Ruins – sin duda cultores de la música de Ahleuchatistas – por los abruptos cortes y  detalles técnicos de su repertorio, pero también mucha influencia de Frank Zappa en su vertiente más progresiva y de Captain Beefheart por la forma de afrontar sonidos, Captain Beefheart resulta ser entre toda su psicodelia blues una influencia absoluta para estos chicos.

El trío lanzó a través de distintos sellos independientes (Angura sound, Reissued, Cuneiform y Tzadik) cinco discos que los llevaron por los pasajes sónicos más imaginativos brindando a la vez poderosas presentaciones en vivo que los dejaban como la gran promesa del math rock, una promesa que no se cumplió pues Ahleuchatistas no querían bautizarse como herederos de un estilo y a pesar de que en esos años habían probado una fructífera gama de sonoridades dentro de su música haciéndolos una banda inclasificables, los siempre rígidos parámetros de la crítica los disponían en un saco que los músicos si bien hasta el día de hoy no abandonan, tampoco aprueban al cien por ciento, recordemos que de ellos es la improvisación.

El 2009 lanzan nuevamente por medio del sello de John Zorn el disco “Of the Body Prone” con nuevo baterista, Ryan Oslance. Este disco desembarca a la banda un poco más en los pasajes del jazz y la música minimalista, llevando a crear incluso vínculos con el Post Rock, para su última placa lanzado en Cuneiform records en el 2012, la banda ya como dúo (Ryan y Shane) demuestran que la carrera de Ahleuchatistas se funda en la actitud transgresora que busca reflejar la música. Así es como Cuneiform describe  “Head full of poison”:

Combina precisión, abandono y humor por medio de construcciones analíticas y un gregarismo astuto”

Ahleuchatistas

Y es que Ahleuchatistas ha sido siempre una banda reaccionaria, su propuesta es básicamente mantener a su oyente activo, aguerrido y lucido como en una revolución y no es algo lejano ya que la banda a pesar de no poseer letra lleva el gen de lo revolucionario, lo política mente incorrecto y lo rupturista en su ADN, no por nada el nombre de la banda proviene de dos conceptos ajenos y a la vez íntimos – en esencia –. Por un lado hace referencia a la canción de Charlie Parker “Ah-leu-cha” toda una manifestación para el brote de lo que sería el estilo Bop en la música jazz, algo completamente complejo, rupturista, pero callejero, devolviendo el jazz a sus raíces negras, a su raíz social. Y por otro lado hace referencia a los “Zapatistas” el movimiento revolucionario indigenista mexicano comenzado en Chiapas en 1994 por el sub-comandante Marcos. De esta forma se combina lo que es la revolución musical y social en un claro ánimo de abandonar el conformismo por todos los lados posibles.

El desorden como resultado de una consistente búsqueda reaccionaria logra su consecuencia al revisar la trayectoria de Ahleuchatistas quienes en muchas canciones construyen pasajes que representan el descontento de una sociedad aburrida de que las cosas sigan por el mismo cause en cuanto a dinero, guerras y enfermedad, de esta forma canciones como “Israel” , “Our national anthem” , “Why cant be we in Jamaica” , “Ho chi Minh is gonna win” , “Al jazeera” son temas que sin contener lírica caen en lo contestatario y políticamente incorrecto, musicalmente expresan bastante disconformidad. Actitud punk con sonidos vanguardistas. Uno cuando encuentra una banda así, por su consecuencia y evolución no le queda más que rendirse ante ésta, sobre todo cuando se siente que la banda aun no ha llegado a un punto neurálgico, es decir, se nota que la banda aún puede explotar y explorar mucho más, espero no equivocarme al decir tenemos Ahleuchatistas para rato.

The video cannot be shown at the moment. Please try again later.

Encuentra a Ahleuchatistas en: 

Autor: Nicolás Aravena

Deja tus comentarios

(requerido)
(requerido)
(requerido)

Visita nuestra tienda

$9.900
$5.900
$7.900
$4.000
$7.900
$3.000

Encuéntranos en Twitter

Encuéntranos en Facebook

  • Videos

    Mensaje del servidor: Not Found. Compruebe en YouTube si el id theholyfilament pertenece a un user. Para localizar el id de la carpeta user revise el FAQ del plugin.