En Articulos

Las intrincadas recetas de Mike Patton… desmenuzando Pranzo Oltranzista

Por: 2 May, 2013 6 Comentarios

Las intrincadas recetas de Mike Patton… desmenuzando Pranzo Oltranzista 

Fillipo Marinetti

Fillipo Marinetti (1876 – 1944)

Corría el año 1997, y Mike Patton se encontraba de gira con Faith No More, durante todo un año promocionando el “Album of The Year”. Previamente en 1996, incluso mucho antes, la afición de Patton por llevar sus límites vocales hacia otro nivel, lo habían llevado a ejecutar registros vocales de corte experimental y de libre improvisación con Kronos Quartet, Bob Ostertag, Rova Saxophone Quartet (Mr. Bungle/Rova – 1994), Bill Laswell, Milk Cult y Naked City reemplazando el puesto de Yamantaka Eye. Fue por el 96’ cuando debutó con su primer disco como solista, yendo un paso más allá del trabajo que realizaba con Faith No More o Mr. Bungle, un paso que lo llevó a ejecutar la libre improvisación hacia niveles impensados por el músico en cuestión, simplemente con sintetizador y micrófono; este nuevo paso se llamó “Adult Themes for Voice”, lanzado en 1996 por Tzadik Records.

La verdadera razón del por qué Mike Patton realizó este disco, fue a petición de John Zorn, quien le pidió realizarlo como un nuevo desafío. La principal motivación fue la gran admiración hacia el multi-instrumentalista Greco-Italiano Demetrio Stratos, quien fue la inspiración para crear un disco “académico”. Pues bien, luego de esta nueva incursión hacia la música experimental, Patton se fue a vivir a Italia, y fue en el periodo de un año luego de Adult Themes For Voice, que volvió a arremeter con un nuevo disco surrealista titulado Pranzo Oltranzista (Almuerzo Extremista), un disco de corte experimental y avant-garde junto a Erik Friedlander, Marc Ribot, William Winant y John Zorn.

Pranzo Oltranzista: Musica da Tavola per Cinque (Almuerzo Extremista: Una pieza de banquete para cinco) fue el segundo disco solista de Patton, y está inspirado en la obra futurista “La Cucina Futurista: Un pranzo che evitò un suicidio (1930)” (La Cocina Futurista: Un almuerzo que evitó un suicidio) por Filippo Tommaso Marinetti (1876-1944), el fundador de la corriente futurista y creador del “Manifiesto Futurista (1908)” en el siglo XX. ¿De qué se trata todo esto? En esos entonces se buscaba nuevos movimientos de vanguardia, que rozasen por sobre la ironía y el absurdo categórico, por ello que el futurismo como corriente en Italia, ante tanto absurdo e ideas radicales, se torna violento, llegando a tener cabida este pensamiento dentro del absurdo demagógico del fascismo con la premisa que el futurismo podría ayudar a explicar por qué el fascismo nacionalista podría surgir en Italia, siendo este fenómeno parte de las reformas sobre las costumbres alimenticias en el país.

La primera junta futurista - Paris 1912

La primera junta futurista – París 1912

El futurismo fue un movimiento vanguardista cuya principal idea fue revolucionar y modernizar todos los aspectos de la vida en Italia, una batalla hacia el pasado pobre del país. Como concepto ayudó a levantar y renovar las artes como poesía, teatro, y música. Sobre la música cabe destacar que uno de los grandes exponentes de la música futurista fue Luigi Russolo, quien a su vez fue el mejor amigo de Marinetti y firmó en 1910 el manifiesto futurista. El principal aporte de Russolo, fue el “Arte de los ruidos (1913)”, un intento efectivo de cruzar el ruido con elementos de la vida cotidiana, a la postre fue el creador del intonarumori, creando por consiguiente los patrones musicales del intonarruido. La base de este instrumento son cajas sólidas de diferentes tamaños, y en su interior se encuentra una bocina alargada, por la cual mediante una manivela genera un ruido similar a la bocina de una ambulancia, creando una escala de diez tonos completas con sus semitonos. En 1914 Russolo y Marinetti realizaron 12 actuaciones ante 40.000 personas, quienes presenciaron “la música del futuro”.

Marinetti y Russolo tocando los intonarumoris

Marinetti y Russolo tocando los intonarumoris

Pranzo Oltranzista.

Pranzo Oltranzista, en cuya carátula podemos vislumbrar un Intonarumori, es un homenaje hacia las obras futuristas de Russolo y Marinetti, pero con una inspiración definida hacia el libro de La Cocina Futurista. Éste es un catálogo para ocuparse en la vida cotidiana de la cocina, fue tanta la llegada de este libro, que Mussolini quería que fuese oficial, en éste se renovó el arte culinario con un recetario futurista, junto a un romántico arreglo de la mesa, además de condicionar los modales a la hora de comer. El principal enemigo de esta corriente fueron las pastas, las principales premisas eran:

  • a) La abolición de la pasta como la absurda religión de la gastronomía Italiana.
  • b) La supresión del volumen y el peso con el fin de concebir y evaluar la comida.
  • c) La abolición de las mezclas tradicionales para el experimento con otras nuevas mezclas aparentemente absurdas, de acuerdo con el consejo de cocineros de Maincave  y otros futuristas.
  • d) La abolición de los placeres mediocres y cotidianos del paladar.

 Al descubrir las premisas de este libro, podemos mentalmente elucubrar el cómo un libro y dos autores Marinetti y Russolo influenciaron a Mike Patton y John Zorn a crear un disco tan bizarro como las ideas publicadas en La Cocina Futurista, compuesto por una selección de 11 canciones, cada una representando una receta, en donde con gran imaginación se recrea el absurdo de ellas con imágenes mentales y vívidas recreaciones con piezas para chelo, piano, percusión, saxo, junto con grabaciones especialmente editadas por Mike Patton.

Escarbando en el disco podemos claramente vislumbrar cada receta, pero hasta cierto punto, pues no detallan con precisión de qué se tratan. Con libro en mano, descubrimos verdaderas locuras futuristas con exquisitos detalles de traducción que revelamos a continuación.

cucina-futurista

1.- “Elettricità Atmosferiche Candite” (Electricidad atmosférica confitada)

Y he aquí, aparecen los camareros con grande bandejas que llevan el “siervo volado de pradera”, consistente en una mezcla discretamente diabólica, donde rodajas de remolacha y rodajas de naranja hacen causa común, aliadas con aceite y vinagre y una pizca de sal. Muchos de los comensales tenían ya, en este punto, sus aparatos digestivos en condiciones no del todo normales, por lo que no se puede culpar si no supieron reprimir un instintivo gesto de terror cuando apareció la elegante bandeja con “los alimentos concluyentes”. Alimentos que se jactaban de un nombre muy dinámico: “Electricidad atmosférica confitada”. Esta querida e inolvidable “Electricidad” tenía la forma de jabón coloridísimo de mármol de imitación, conteniendo en su interior una pasta dulce hecha con ingredientes que sólo sería posible especificar con un paciente análisis químico.

Debemos decir, por el bien de los periodistas, que sólo una mínima parte de los convidados se atrevió a llevarse estos jabones a la boca, de los que se atrevieron desafortunadamente no se conoció  el nombre. Decimos desgraciadamente porque tal grupo de héroes merece ser visto, por lo menos, inmortalizado en una placa de bronce.

Se llegó, por lo tanto al amarizaje digestivo: amarizaje que no todos alcanzaron a cumplir, ya que muchos ya se habían hundido al momento del despegue. Y se levantó para hablar Marinetti con una elocuencia admirable, que surgió espontáneamente como si no hubiera tocado la comida, se lanzó en una diatriba acalorada contra la infamia de las pastas y de la afrenta de ravioles, exaltando, con la comparación, la comida futurista, y especialmente las plantas de dátiles anfibios, de quien al inicio del banquete, hubiera podido disfrutar de una inolvidable muestra.

Se sentó Marinetti, saltó en pie el poeta Farfa, que declamó con ímpetu aviador, un himno casi pindárico, titulado “Tuberías”.

200 hilos de algodón de azúcar empapado en Asti espumante (vino dulce espumoso) y servido con un montón de piñas fritas.

2.- “Carne Cruda Squarciata Dal Suono Di Sassofono” (Carne cruda dividida por el sonido del saxofón)

Cortar un cubo perfecto de carne de vacuno. Atravesarlo con descargas eléctricas y tenerlo 24 horas reposando en una mezcla de ron, coñac y vermouth blanco. Extraerlo de la mezcla, servirlo sobre un lecho de pimiento rojo, pimiento negro y nieve. Masticar cuidadosamente cada bocado por un minuto, dividiéndolo uno del otro por impetuosas notas de trompeta* soplada por el mismo comensal. (En el libro se refiere a una trompeta, pero es reemplazada en el disco por el instrumento de Zorn).

tumblr_mi880fPEXu1rs4yxfo1_500

3.- “Vivanda In Scodella” (Comida mágica)

Se sirven tazones no muy grandes, cubiertos externamente por materiales táctiles ásperos. Debemos sostener el tazón con la mano izquierda y coger con la mano derecha las misteriosas esferas contenidas en el interior: serán todas esferas de azúcar quemado, pero cada una rellena de diferentes elementos (como fruta o rodajas confitadas de carne o ajo crudo o puré de bananas o chocolate o pimienta), de modo que los invitados no puedan adivinar qué sabor será introducido en la boca.

Magia en un tazón: Cinco tazones, cada uno cubierto en el exterior, ya sea con fieltro, láminas de aluminio, lana de acero, esponja o corcho. Los tazones se llenan de bolas de caramelo rellenas con carne cruda, ajo, plátano o pimienta de cayena. Comer con los ojos vendados.

4.- “Guerra In Letto” (Guerra en la cama)

Es un cocktail afrodisíaco, fecundador

Ingredientes: Un tazón de licor Strega y el jugo de piña con huevo flotante, el caviar, el cacao, pasta de almendras y una pizca de pimienta roja.

5.- “Contorno Tattile (per Russolo)” (Ensalada polirrítmica)

Las mesas se juntarán y los camareros traerán para cada invitado una caja provista de una manivela en la pared de la izquierda, y en la pared derecha, encajado al medio, una fuente de porcelana. En la fuente: hojas de lechuga desnudas, dátiles y uvas. Cada uno de los comensales utilizará la mano derecha para poner en su boca, sin la ayuda de los cubiertos, el contenido de la fuente, mientras que con la mano izquierda girará la manivela.

La caja desencadenará ritmos musicales: ahora todos los camareros, frente a las mesas, comenzarán un baile lento con grandes gestos geométricos, hasta la consumación de los alimentos.

Ingredientes: Hojas de lechuga desnuda, dátiles y uvas servidas desde una fuente con la mano derecha (sin tenedor). La mano izquierda gira la manivela de una “caja de resonancia”, que emite sonidos y ritmos geométricos.

SLIDER2

6.- “I Rumori Nutrienti” (…y los sonidos nutritivos)

Tenemos miedo de la llegada de algunas complicaciones, pero la habitación de repente se ve inmersa en una diáfana luz azul y un motor comienza a crepitar en la habitación de al lado. El pintor Alberti anuncia severamente:

– ¿Pero por qué el hombre sonríe? – la aeronave navega a ocho mil metros de altura, y Marinetti confirma autoritariamente, explicando:

– Observe cómo el ruido de los motores favorece y nutre el estómago… Es una especie de masaje al apetito…

Finalmente, se desciende de la “estratósfera” culinaria, y la gente no encuentra nada mejor que entrar a batir furiosamente los platos de estaño, lo que promueve a la función de “Intonarumori”.

– Queremos el combustible nacional.

Y el combustible nacional (vino vulgar de nuestras colinas) avanza triunfante, se vierte un poco de leche y de aceite extra-denso. Es el vino en bidones. Es el vino en… leche; y a la espera del plato de centro, los comensales están a punto de roer las alas del avión panificado.

Pero también el plato de centro – es decir, el “Carneplástico con fuselaje de ternera”- llega. Y es un éxito indiscutible. El plato, a decir verdad, es futurista sólo en los matices. Se trata, en efecto, de una escalopa, aliada a una delgada salchicha, y el contorno comprende dos cebollas y dos castañas fritas. Pero después de los experimentos a base de naranja, las dos castañas junto a una salchicha ya no producen ninguna impresión.

The video cannot be shown at the moment. Please try again later.

Lástima que la carne – después de la ronda habitual de presentación alrededor de las mesas – viene casi fría. Y no vale que Marinetti aumente el enfriamiento, afirmando que a ocho mil metros de altura, los alimentos no pueden mantenerse calientes…

Poco después, el jefe del futurismo gira su ofensiva contra el doctor Magli, representante de los Aqueos (de Acaya, Grecia), acusándolo porque ha osado oler la carne antes de saborearla.

– Esto – dice – es tradicionalista. Esto no es leal…

Y Magli, de rebote: Debería acercarse a su oído para oír si relinchó. – Y una risotada homérica dio la bienvenida a la broma.

El Aerobanquete prosigue como una broma entre cursos, incluyendo una copa de combustible nacional y un guiño nostálgico, pero en voz baja, a tortellini secos. S. E. Marinetti, sin embargo, no tiene nostalgia (se necesitaría otro). Él está muy entusiasmado con el simposio y de hecho exige que los cocineros se presenten ante él para aplaudirlo. Sin embargo, los interpelados son lentos en llegar, y Marinetti repite la orden. – Vengan los cocineros. – Y entonces una voz estentórea se eleva desde el fondo de la sala, proclamando:

– No vienen porque tienen miedo de nosotros! Pero se trata de una evidente calumnia, porque inmediatamente después, dos cordons bleus (pechuga de pollo rellena con jamón y queso) de la Casa del Fascio (uno de los primeros restaurantes en Italia que fue centro de reunión de futuristas), hacen su entrada, saludados con aplausos de Marinetti y sus seguidores. Pero los dos cocineros están indecisos. Temen ser objeto de burlas y parece que dicen en discurso silencioso:

– Señores nos perdonan, pero no tenemos la culpa…

7.- “Garofani Allo Spiedo”  (Claveles al asador)

(Fórmula del futurista Farfa, Poeta – Record nacional)

Largos cilindros delgados de hojaldre. Deslizar en cada uno cuatro claveles: blanco, rosa, rojo, púrpura, dorados en rosolí (licor de rosas) frío o en licor Roob Coccola de Zara. Al comerlos, pensar en su estilo floral.

8.- “Aerovivanda” (Aero-banquete)

Y ahora llegamos al Aerobanquete: es un plato que no recomendaría a los hambrientos. Se compone de una rebanada de hinojo, una aceituna y una gaseosa. No es más que una tira de cartón en la que están pegados, uno al lado del otro, un trozo de terciopelo, un trozo de satín y un trozo de papel de lija: el papel de lija – explica Fillia – no es obligatorio comerlo, sólo servirá para rasgarlo con la mano derecha, dando sensaciones prelabiales que harán más sabrosa la comida, la cual se debe llevar a la boca al mismo tiempo, con la mano izquierda.

En cuanto a los olores, el camarero vuelve con un gran aerosol rociando las cabezas de los invitados (Fillia les sugiere servir otra vez esta ablución capilar, tibia, por la seguridad de los resfriados y de los hombres calvos).

El “Aerobanquete” se compone de varias frutas y verduras que se comen con la mano derecha y sin la ayuda de ningún puesto, mientras que la mano izquierda acaricia un tablero táctil consistente en papel de lija, terciopelo y seda. Mientras tanto, la orquesta empieza a tocar un jazz ruidoso y violento, y los camareros rocían en el cuello de cada comensal un fuerte olor a clavel. La sala hace eco de los gritos de las mujeres violentamente rociadas con perfume, de la risa y del aplauso general, final y definitivo. Una sola persona permaneció ajena al entusiasmo general: inmediatamente interrogado se descubrió que era zurda – frotaba, por lo tanto, la placa táctil con la derecha mientras comía con la izquierda.

The video cannot be shown at the moment. Please try again later.

9.- “Scoppioingola” (Explosión en la garganta)

Duro líquido constituido de una bala de queso parmesano empapada en marsala (vino dulce siciliano).

10.- “Latte Alla Luce Verde” (Leche a la luz verde)

(Fórmula de la Señorita Germana Colombo).

En un tazón grande de leche fría se sumergen algunas cucharaditas de miel, muchas bayas de uva negra, y algunos rábanos rojos. Coma mientras una luz verde ilumina la taza. Beba al mismo tiempo una polibibita (palabra futurista para cocktail) formada por agua mineral, cerveza y jugo de mora.

11.- “Bombe A Mano”  (Granada)

Esfera de turrón de Cremona envuelta en un gran filete a la sangre, salpicado de vino moscatel de Siracusa.

Ingredientes: Una bola de crema de nuez  envuelta en una grande y muy rara carne, y salpicada con vino moscatel.

Mike Patton - Pranzo Oltranzista

Ante el festín que brindamos al diseccionar las reales recetas que ocupó Mike Patton para crear el Pranzo Oltranzista, es fácil darse cuenta que el disco en sí es complejo y plagado de retóricas. John Zorn, Erik Friedlander, William Winant y Marc Ribot se abandonan a sí mismos y se empalagan con formas abstractas musicales para recrear en distintas escenas cada una de estas recetas e historias con rimas paralingüísticas, que a la postre continúan atormentando a los músicos en cuestión por mucho tiempo más, siendo partícipe algunos de ellos en las complejas presentaciones que aún ejecuta “PERFORMA” en Nueva York sobre los Intonarumoris, pero ésa es otra historia que puedes leer en el siguiente artículo.

Para finalizar, sin lugar a dudas si escuchas el disco otra vez, le hallarás sentido a los sonidos y ruidos que aparecen en cada receta, te extendemos la invitación, y ahora con conocimiento, a degustar nuevamente tu Pranzo Oltranzista.

[Descarga La Cucina Futurista]

Por Claudia Huerta y José Ignacio Vidal

6 comentarios para "Las intrincadas recetas de Mike Patton… desmenuzando Pranzo Oltranzista"

  1. necrocanibal

    02/05/2013

    :O maravilloso! 😀

    Responder
  2. Francisco Mancilla

    02/05/2013

    estimados felicitaciones por tremenda pega que se mandaron, detalles de lujo…
    saludos!

    Responder
  3. Mariam

    02/05/2013

    Mil gracias por darse a la tarea de recopilar tanta información y ponerla al alcance de todos en un excelente texto. Saludos desde Venezuela. 😀

    Responder
  4. Nelson

    03/05/2013

    Felicitaciones por tremendo artículo.

    Responder
  5. Pablo

    14/05/2013

    Felicidades, no había visto tal dedicación y exhaustividad para con la música experimental, justo como acabamos de leer en el excelente artículo. Lo hacen maravilloso gente y gracias a ustedes, escucharé diferente este disco que hace unos años tengo conmigo, pero que nunca había escuchado con este conocimiento de causa. Estupendo.

    Responder
  6. Matías

    22/05/2013

    Solo queda por decir: Gracias!

    Responder

Deja tus comentarios

(requerido)
(requerido)
(requerido)

Visita nuestra tienda

$9.900
$12.900
$7.900
$12.900
$5.900
$7.900

Encuéntranos en Twitter

Encuéntranos en Facebook

  • Videos

    Mensaje del servidor: Not Found. Compruebe en YouTube si el id theholyfilament pertenece a un user. Para localizar el id de la carpeta user revise el FAQ del plugin.