En Articulos

MASADA en Sudamérica: El verdadero arte de cumplir con la debida diligencia

Por: 20 Mar, 2012 7 Comentarios

MASADA en Sudamérica el verdadero arte de cumplir con la debida diligencia

Entre el 13 al 17 de Marzo del 2012 vivimos una de las experiencias más reconfortantes que hayamos presenciado jamás en vida junto a la venida inédita de Greg Cohen, Dave Douglas, John Zorn y Joey Baron en Ecuador, Chile, Argentina y finalmente Brasil con uno de los proyectos más versátiles y consolidados en la carrera de estos músicos por nombre MASADA, la perfecta fortaleza de inquebrantable piedra que en la práctica identifica a este ensamble de músicos, quienes en escenario conquistan y pacifican al espectador que aprecia y sabe escuchar la música hecha perfección de estos connotados experimentadores, especializados en sus formas musicales individuales y colectivas en el free jazz, klezmer junto a la infinita inspiración en la vida y obra de Ornette Coleman.

Para cientos fue la espera de toda una vida vislumbrar la mínima posibilidad de ver a estos maestros y para muchos sinceramente el momento atemporal en el cual se vivió la conexión de ver a John Zorn liderando en su alto saxo y con su mano libre a los demonios del cuarteto, con sus gestos perfectamente notorios en su forma de dirigir como en cualquier esquema de Masada en vivo. Para muchos también fue la espera de un año de incesante planificación y perfecta dedicación del sueño de Mario de Cristofaro de Tribulaciones en Argentina quién simplemente dedicó gran parte de su vida a traer este cuarteto y se convirtió ahora en un héroe anónimo, quién trajo estos monstruos hacia el sur del mundo.

La gira de Masada en Sudamérica fue un reconocimiento a un buen puñado de músicos y bandas de este sector del mundo como Sofia Rei Koutsovitis (Mycale), Lloica Czackis & Gustavo Beytelmann (Tangele), Roberto Rodriguez, Klezmerson, Cyro Baptista, Jacob Du Bandolim, Marisa Monte, entre otros, que con pinzas son a ciencia exacta los únicos grandes exponentes que tenemos en habla hispana que son capaces de codear y rodear el cúmulo de energía formado en Tzadik Records. La visita de Masada en Sudamérica fue el primer paso también para aventurar en volver a ver dentro de un futuro a cercano a otras formaciones como Masada String Trio, o mejor sentir próximamente a Electric Masada, quienes podrían venir para antes del año 2014 junto a Zorn, Joey Baron, Kenny Wollesen, Cyro Baptista, Trevor Dunn, Jamie Saft e Ikue Mori;  ya que sencillamente con el paso de Masada Quartet se pavimentó el camino para continuar soñando con estos verdaderos catedráticos del Noise, Experimental y Avant Jazz. Por lo menos estas son solo una de muchas significancias de lo que dejó Masada en nuestro continente.

La gira comienza con la fecha perfecta “Martes 13 de Marzo” el día en que Stolas, Azazel, Astaroth y Belzebuth burlaron la Trezidavomartiofobia en el Teatro Nacional Sucre ubicado en la ciudad de Quito, Ecuador, e impregnaron de magia ante un Teatro absolutamente lleno pese al retraso de una hora por razones de accesos ya que se realizaba un concierto de Luis Miguel  en “Rumiñahui” el mismo día, y que según Diego Oquendo Sánchez director de Radio Visión explico el suceso de la siguiente forma “Estos shows hacen de Quito una ciudad más cosmopolita que puede dividir sus públicos, con excelentes resultados, según gustos musicales” (Diario el Comercio). Por lo menos aquel retraso sirvió para que Zorn pudiese oxigenarse con O2 por la altura del lugar, una muestra que refleja que estos caballeros simplemente les importó un comino aclimatarse en cada país para simplemente llegar, tocar e irse al siguiente país para luego  hacer explotar en una hora y fracción de minutos al público asistente en Quito según Flavio Paredes Cruz (El comercio) sentenció “(…) Escuchar los temas de este genio posmoderno, que hace del free jazz, algo mucho más ‘free’, y que vuela por un universo referencial amplísimo, fue pasar del espasmo a la euforia y vuelta atrás, con giros de por medio y algún salto en el trayecto. Las piernas no dejaron de sacudirse, las cabezas de menearse: el cuerpo era un helicóptero listo para despegar de la butaca, impulsado por un alarido de admiración. Si aún no existe, ya deberían inventarle una religión para este pequeño dios de anteojos y facha despreocupada (…)” Definitivamente en la búsqueda incesante de encontrar las palabras precisas para entender lo ocurrido allí no nos queda la menor duda que aquella sentencia refleja lo que se vivió intensamente en Teatro Nacional Sucre.

Luego de haber percibido a 3.000 kilómetros aquel suceso, en Chile vivíamos la expectación de saber que Masada se presentaría en un Teatro Caupolicán absolutamente lleno ¿lleno? Es bastante complicado por dónde comenzar a describir lo que ocurrió aquel Miércoles 14 de Marzo en Santiago y a las 21:05 John Zorn con una polera de Pet Bottle Ningen, su grupo regalón de la serial SpotLight en Tzadik, sale junto Masada Quartet al escenario antes unas 700 personas que repletaron la planta baja del Caupolicán y se produce la combustión necesaria para que una sola chispa hiciera explosión con Tharsis junto a una performance en escenario muy humilde y sencilla. Ahora el titulo del articulo “MASADA en Sudamérica: El verdadero arte de cumplir con la debida diligencia“ Lo elegimos para encajar algunos momentos ocurridos en Santiago ya que ante un recinto el cual no permitió la mejor intimidad al encontrarse con “un vaso medio lleno” de teatro, el cual se hubiese complementado mejor en un Teatro Oriente o Nescafé de Las Artes, en conjunto de una iluminación algo deficiente (que tuvo un instante de asimilación estroboscópica insoportable, pero que afortunadamente el cuarteto  tomó a la ligera y transformó en una pausa anecdótica). El impasse fue resuelto por John Zorn con “debida diligencia” de tocar y dirigir a la perfección a Masada, junto a la diversión de viejos compañeros de armas que saben exactamente lo que hacen y se apoyan en base a abrazos, espaldarazos, golpes de manos, añadiendo a eso la manera en que Zorn fue capaz de captar la energía  ecléctica del público Chileno que en perspectiva permitió olvidar todo desliz que en nada opaco el resultado final, que se tradujo en una hora y diez minutos de la presentación, a lo que ya se está acostumbrado de escuchar y sentir entre los seguidores de los proyectos de Masada. La frescura llegó al caluroso día con ese bálsamo sonoro de 10 canciones al revivir a algunos demonios del diccionario infernal, con parpadeos incesantes hacia las seriales Book Of Angels y por sobre todo hacia Azazel y  Stolas junto con los siempre necesarios Hei, Tet y Zayin en temas como Beeroth, Kochot perfectamente interpretados.

 ¿Faltaron temas? ¿Faltó tiempo? La verdad es que no falto nada, es imposible quebrar el destino hacia algo que ya estaba escrito desde hace más de 40 años y desear algo más, ya que con simplemente 10 minutos o menos ya uno se debe dar por satisfecho de sentir o percibir lo que son capaces de entregar en base a energía extrema que exuda Zorn, Cohen, Douglas y Baron, como si fuese cada uno de ellos individualmente patrimonios de la humanidad. Todo es pauta para ellos, es decir del solo hecho de llegar, tocar e irse va de la mano con la tremenda agenda que tiene cada uno de ellos alrededor del mundo, sellos y nuevos discos que se deben producir, y lo experimentamos al sentir los encore’s con Hath-Arob y Psisya lo cual muchos percibimos el final de un trabajo bien hecho y repitiendo nuevamente de manera seria, sencilla, divertida y diligente.

Masada en Chile fue una experiencia única e irrepetible ya que será la última vez que veremos a Masada Quartet por nuestras tierras, pensando en la edad avanzada de ellos y el esfuerzo de no descansar siquiera entre los 4 países, es algo realmente demoledor y sobrecogedor para quién entendió lo sucedido en esta gira como un “todo”… Simplemente un sueño cumplido para muchos Chilenos.

Jueves 15 de Marzo y los anfitriones de esta fiesta pagana se ponen de pie y le llega el turno de recibir a Masada en el Teatro Coliseo en Buenos Aires, Argentina. Los amigos bonaerenses vivieron de la siguiente forma el encuentro único en su especie al recibir a John Zorn. A continuación plasmamos algunas palabras de nuestro colaborador Facundo Guadagno:

“El cuarteto de Avant Garde Jazz (en un intento de rotulación) Masada, pisó Argentina luego de una extensa y ansiosa espera, y parece mentira, ya que John Zorn no es ningún Roger Waters (a nivel convocatoria) para que el recinto haya estado colmado. La propuesta del grupo es original y honesta: desafiar las estructuras musicales bajo melodías que varían entre el hipnotismo y la esquizofrenia. John Zorn, el capitán de esta nave musical, decidió explorar sus raíces judías con este grupo, por eso los títulos de los temas están en hebreo, y por eso muchas de sus melodías son puras descargas de música Klezmer.

John Zorn en Argentina fue un acontecimiento único, ya que a fines de los años 90’s, el músico estuvo cerca de pisar tierras sudamericanas, pero todo quedó en la nada. Pero la historia parece dar giros rotundos, y así es como en 2012, gracias a un grupo de personas que nunca perdieron la esperanza, lo vimos tocar junto a Masada en el Teatro Coliseo, con la formación original del cuarteto. Cada músico se desempeñó de manera sobresaliente, y seguramente cualquiera puede pensar que se está exagerando, dado que esta frase se usa con regularidad, pero son palabras totalmente sinceras, de la batería de Joey Baron salieron los sonidos más precisos que se escucharon jamás, de parte de un músico que puede tocar con o sin palillos tranquilamente; Greg Cohen arrasó con su contrabajo, de una manera que ni Trevor Dunn pudo hacer en el mismo recinto; Dave Douglas realizó dúos épicos con Zorn, y llegó a notas increíbles; mientras que Zorn hizo de las suyas, llegó a esas notas que solo él puede llegar, tocó melodías que harían mover a una piedra, y realizó toda clase de sonidos con su saxofón. El show fue “Apto Para Todo Público”, ya que pasó por momentos de Klezmer, hacia el Avant Garde Jazz puro o el Hardcore, que seguramente habrá emocionado a los fans de Naked City. La lista de temas fue precisa, gracias a la inclusión de temas como “Tharsis” (donde pudimos ver el loable solo de Baron usando las manos en vez de los palillos), “Mibi” (con Douglas y Zorn dando cátedra) o “Tagriel” (una demostración del hipnotismo utilizando cuerdas de contrabajo).

El grupo se va, vuelve para los bises, y se despide sin el mínimo rastro de demagogia. Las conclusiones son muchas, John Zorn no es un músico común y corriente, sino, ¿cómo se explican sus perfectas incursiones en el estudio y en vivo?; Masada es una propuesta exquisita, y cualquier fan de la música debería tomarse unos minutos para escuchar alguna vez algún disco; y por último, en la sencillez se encuentra la magia, porque los músicos de Masada no utilizaron prendas costosas ni demagogias aburridas, sino que se mostraron tal cual son, haciendo lo que más les gusta, interpretando la música que ellos aman”.

Nota especial para este concierto fue la razón de interpretar a Masada en un Teatro cómodo y que además se está preparando un video en alta definición del show, y por el cual el Cuco Producciones presentó su primer extracto de aquella delicada noche en Buenos Aires, y el punto más alto de la gira con un John Zorn prometiendo volver en un futuro próximo.

El remate de la gira se realizó el viernes 16 y sábado 17 de marzo en Brasil el cual según Flávio Seixlack de Suppaduppa relata lo siguiente “John Zorn en vivo por primera vez en Brasil es proporcional al tamaño de su grandeza como músico, compositor, productor y arreglista (…) puntualmente a las 22:30. A petición del músico, los bares estaban cerrados durante su presentación, y el tipo de ambiente parecía querer mostrar su música, tal vez un lugar como el teatro del SESC Vila Mariana era más apropiado para recibirlo.

El Concierto de Masada es sobre su música. Nada más. Por lo tanto, John Zorn no quiere ser fotografiado o filmado, sin prensa. Zorn cargó sus balas pesadas que para el éxito de la presentación y en sus composiciones. En el espectáculo, hubo momentos para cada uno de ellos brillaran, y para que de alguna manera cada uno “consiguiera” la atención principal y mostrar sus detalles. Cohen y Douglas se merecen todos los aplausos del mundo, pero el verdadero objetivo de la presentación es Baron,  un monstruo en la batería, capaz de ir de ir desde el jazz hasta el grindcore brutal y esquizofrénico sin muchos esfuerzos o haciendo transiciones suaves.

El sonido era particularmente excelente, algo que merece ser mencionado. Si los méritos son de la casa o la banda, no importa: lo cierto es que dio a conocer los detalles de los cuatro instrumentos allí. En el escenario, Zorn no funciona como un músico, si no que lidera el trío, ya sea como director de orquesta, dando dirección a través de miradas y gestos para que cada miembro desarrollar su función. Todo es muy rápido, lo cual requiere la atención completa de Baron, Cohen y Douglas. Pero Zorn es un saxofonista excelente, y su instrumento a veces parece una extensión de su cuerpo y la mente.

Fue una experiencia realmente sorprendente, y por qué no emocionante, ver Masada por primera vez. La mezcla del jazz con las canciones clásicas de vanguardia y la música klezmer se traducen en extrema belleza y sutileza, a veces caótico y vigoroso, en una explosión de color, brillo y virtuosismo requerido en grandes dosis”.

El broche de la gira lo tuvo la ciudad más poblada de todo Sudamérica, y hablamos del evento que se realizó en el Cine Joias de la ciudad de Sao Paulo. Podríamos osar en calificar como un broche de plata y no de oro tras lo ocurrido aquella noche del 17 de Marzo en el encuentro entre los paulistas y la gigante MASADA, puesto que hubo una serie de situaciones que terminaron brindando un sabor agridulce a muchos de sus asistentes (y al parecer a los propios dueños del arte en exhibición). John Zorn comenzó haciendo lo suyo junto a sus cómplices en la misma línea en que venía realizando sus presentaciones en su recorrido Quito-Santiago-Buenos Aires-Río de Janeiro, esto es, derroche de talento y sincronización por donde se le mire. Sin embargo la velada estuvo marcada por los desubicados que abusaron de la libertad de expresión y con sus manifestaciones de cariño(?), admiración (¿),  y euforia (tal como ha ocurrido incontables veces en nuestro país),  lograron despertar ese –muchas veces incomprendido- lado menos amable del señor del pantalón camuflado.  Zorn inquieto incluso paró de tocar, escupió el suelo e hizo gestos para expulsar a un asistente que intentaba filmar y fotografiar el hermoso actuar del cuarteto. Claro, todos sabemos que el maestro no es de los personajes que pose libremente frente a un lente, sino que prefiere eternamente que la audiencia no se preocupe de otra cosa que las eclécticas melodías que la pandilla ofrece, pero Joias ya había dado muestras de ahogamiento y lamentablemente el público respetuoso tuvo que pagar la salida de madre de unos cuantos descerebrados.  La opacidad de estos sucesos  tal vez es sólo parte de nuestros comentarios e imaginamos que no empañan en lo más mínimo  al 99% del publico que gozó a cabalidad el paso de los demonios por Sao Paulo.

En conclusión, no podemos dejar de mostrar nuestra inmensa satisfacción por haber sido partícipes de una de las giras que más nerviosismo y ansiedad generó en todo el continente desde hace una veintena de años. Los que disfrutamos de las variantes ofrecidas por Zorn, somos sin dudas el público justo y necesario que dijo presente en estos 4 países que a la postre quedó con el alma satisfecha  por un intervalo, y que abre la carrera cíclica para dejarnos sedientos de poder ver nuevamente aquellos movimientos de manos y dedos que tan exactas direcciones generaban en la armonía caótica que sólo el maestro puede generar.  Zorn, Cohen, Baron y Douglas, dejaron una marca imborrable en la historia de los teatros de Sudamérica… y ojo! que sólo lo hicieron de manera desconectada y sin los costosos montajes en los que suelen incurrir los que se creen grandes artistas. MASADA es la madre de todo nuestro andar en el camino de la percepción de música virtuosa, compleja pero de una absorción simple para los oídos exigentes.

The video cannot be shown at the moment. Please try again later.

  • Reseña por: Facundo Guadagno, Francisco Javier Rodriguez, José Ignacio Vidal
  • Fotografías por: Francisco Rodriguez

7 comentarios para "MASADA en Sudamérica: El verdadero arte de cumplir con la debida diligencia"

  1. EBner

    20/03/2012

    Gracias por el review… Está realmente notable, quizas se opaca un tanto por la severidad ante las reacciones del público… Ya he advertido en algunos otros medios las muestras de repudio a las manifestaciones espontáneas del público, de que aplauden, de que no aplauden, de que gritan, de que no gritan, de que parecen mainscream, etc… Pienso que la reacción del público es algo que se escapa al arbitrio del artista y precisamente esa es una de las aristas interesantes de un espectáculo público… Como se sabe muchas de las obras de Zorn en sus estrenos en New York han generado toda clase de racciones -incluso gente que se va del recinto- y eso para nada es algo despreciable, el conflicto y la disputa es uno de los riesgos que se corre al exponer ante lo público algún tipo de arte. Por lo mismo, resulta bastante desconcertante ver que haya gente con una actitud pedagógica, diciendo cómo se debería reaccionar o no. Según tengo entendido, las doctrinas ilustradas que predicaban algo asi como “educar a las masas” ya demostraron su profunda carga autoritaria, pienso que el autoritarismo expresado en esas actitudes pedagógicas no es para nada conveniente cuando hablamos de ámbitos tan abiertos a la interpretación y a la emoción como lo es el arte… Por lo demas, fuera de este alcance, gran review y mas aun GRAN CONCIERTO de Masada… Increíble.

    Responder
  2. juampivicius

    21/03/2012

    Pongan mis videos si quieren! http://www.youtube.com/user/juampivicius . Muy buena reseña.

    Responder
  3. Rodrigo

    21/03/2012

    Hermoso el último párrafo.

    Salí del Caupolicán con gusto a poco, a pesar de que sabía perfectamente que no iba a un show de larga duración… y sólo con los días pude entender lo afortunado que fuí de haber podido ver a sólo escasos metros, y aunque sólo haya sido por un poco más de una hora, a un gigante como es Zorn.

    Responder
  4. Miquel Moya

    21/03/2012

    Aqui va el bootleg del concierto.
    http://www.mediafire.com/?ih9a2xb2tth42vc

    Responder
  5. Francisco Mancilla Espinoza

    22/03/2012

    Excelente reseña, nada que agregar
    un show excelente, impresionante

    gracias theholyfilament por darme la oporunidad de ir con la entrada que me gane

    saludos!

    Responder
  6. nomasfe10

    22/03/2012

    fue una visita ta largamente esperada que todos de alguna manera quedamos con gusto a poco…pero de seguro volverá, se dieron cuenta que hay público. Ahora, en el FB oficial del organizador que lo trajo, publicó que al parecer perdió $ con Zorn…sería una lástima, ya que quizás no vuelvan a atreverse a traerlo, pese a las intenciones de Zorn de volver. Por lo menos el show en Chile fue a tablero vuelto, con el Caupolicán completo en la planta de abajo, a precios razonables.

    Responder
  7. Gastón

    25/03/2012

    lo único que no me explico es por que poner para el video de adelanto de John Zorn en BS AS un audio capturado en,,, Sevilla! :S

    Responder

Deja tus comentarios

(requerido)
(requerido)
(requerido)

Visita nuestra tienda

$7.900
$4.000
$4.000
$12.000
$4.000
$5,900

Encuéntranos en Twitter

Encuéntranos en Facebook

  • Videos

    Mensaje del servidor: Not Found. Compruebe en YouTube si el id theholyfilament pertenece a un user. Para localizar el id de la carpeta user revise el FAQ del plugin.