En Articulos

Orange Tulip Conspiracy – El retorno de la demencia estructurada de Jason Schimmel

Por: 1 Oct, 2012 1 Comentario

Orange Tulip Conspiracy – El retorno de la demencia estructurada de Jason Schimmel

Orange Tulip Conspiracy es una especie de súper grupo Avant Garde (en un intento desesperado de rotulación) formado nada menos que por Jason Schimmel, un músico que ha pasado por las filas de Estradasphere, Secret Chiefs 3, Don Salsa y también ha colaborado con artistas como Peter Garland, Eyvind Kang, Aparte de Schimmel, la alineación completa de Orange Tulip Conspiracy es constituida por: John Whooley (saxofón;  Estradasphere), Lee Smith (Estradasphere, Decrepit Birth, God of Shamishen;  batería),  Luke Bergman (bajo) y  Zach Cline (guitarra).

Esta ecléctica banda podría ser imaginada como algunos de esos dream teams que se juntan para hacer lo que mejor saben hacer, sólo que en este caso la apuesta se incrementa junto a la experimentación, y las filas de  Orange Tulip Conspiracy terminan abarcando un ámbito con figuras de la música contemporánea como Trey Spruance, los músicos de Estradasphere, el cellista norteamericano Barry Phillips o el guitarrista Bill Horrist. Aquí las influencias son mixtas y muy versátiles, tomando como ejemplo a Nino Rota, Ornette Coleman, The Boredoms y  Red Garland, entre muchísimos más. No hay exageración, Nino Rota y The Boredoms no conviven en cualquier conjunto. La música de la banda fue escrita por Jason Schimmel, (quien en el disco debut se desenvuelve con maestría en el órgano, vibráfono,  mandolina y hasta en la percusión), el responsable de hacernos disfrutar melodías repletas de emociones que pueden ser una cumbre de dramatismo o una muestra concisa de belleza musical.

En el año 2008 se edita, bajo el sello Mimicry,  el debut homónimo de Orange Tulip Conspiracy, un álbum que es el equivalente a un experimento en el que se pone a convivir a una buena suma de géneros musicales en una misma casa: por momentos hay caos y por otros armonía. Tal vez el tema de apertura (“The Bourbon Theatre”) sea la introducción a esta montaña rusa musical, una suerte de Bebop furioso da paso a un épico interludio que desemboca en “Rendezvous”, uno de los mejores puntos del material. Los temas se suceden y las loas a Schimmel no cesan, su rendimiento como multinstrumentista fue conciso en cada ejecución, al igual que los demás miembros del grupo: Zach Cline luciéndose en los momentos más ruidosos del disco (“Nembutals”, “Catafalque”); Lee Smith pariendo ritmos exquisitos (“Fall Creek”, “Golden Days of Sun”); Luke Bergman emotivo y preciso (“Ignis Fatuus” y, nuevamente, “Rendezvous”). Semejante experimentación debía tener un final particular, y eso consigue “Untitled”, un Jazz extraño que deja una sensación agridulce que resulta ser el final perfecto para el disco homónimo de los oriundos de Los Angeles.

Para calmar las ansias ante la inminente venida de una nueva apuesta discográfica, Jason Schimmel habló sin pelos en la lengua con nosotros. Lean atentamente, cualquier duda que pueda plantearse ante el regreso de este particular grupo está respondida:

¿Cuáles fueron tus intenciones con esta banda?  ¿Cuál es la “razón existencial” de Orange Tulip Conspiracy?

Mi intención inicial con OTC era tener una banda que pueda expresar lo que estuviera sintiendo musicalmente en cualquier momento sin tener que comprometerme con nada. Estar en bandas colaborativas en el pasado siempre es un dar y recibir en cuanto a la dirección del álbum. Necesitaba un espacio para mi visión musical, sin ser influenciado o alterado por  la dinámica de una banda. No es justo esperar que una banda deba aceptar cualquier capricho de uno. Ahora OTC llena completamente una enorme parte de mi vida como músico.  Amo tocar enfrente de una audiencia y recibir era energía salvaje.

¿Cómo fue la composición del disco homónimo?

La composición del primer álbum en realidad fue una conglomeración de melodías que tenía escritas desde el período 2001/2007. Estaban “en la reserva” por decirlo de alguna manera.  Estaba muy ocupado con Estradasphere y SC3 por aquellos años. Trataba de trabar en las canciones cuando encontraba un hueco en mi agenda. Durante el proceso de composición estuve fuertemente influenciado por los viajes que realizaba, especialmente en Europa; recuerdo que escribí “The Bourbon Theater” en un parque en Barcelona, España, viajando por mi cuenta. Solo yo con una guitarra acústica, tratando de absorber todo lo que pudiera en ese momento para que pudiera transmitirse en la música. Algunos de los temas más pesados del disco fueron influenciados por mi estadía en Seattle, Washington; el entorno físico y musical de ese lugar es magnífico, la creatividad explota ahí y proviene de una única y maravillosa perspectiva. Canciones como “Nembutals”, “Catafalque”, y “Ignis Fatuus” salieron de ese ambiente.

Cuéntame cómo es la experiencia de empezar una gira con OTC; teniendo en cuenta que ya giraste previamente con algunos miembros de la banda pero este tour se hizo junto a otras personas tocando un estilo de música totalmente diferente.

Empezar un tour con OTC fue una experiencia grandiosa,  todos los miembros son grandes amigos y eso facilita las cosas. Además todos sabíamos qué esperar, todos habíamos hecho giras anteriormente así que no era una experiencia tan extraña. John Wooley y yo tenemos una dinámica increíble juntos, pasamos muchos años tocando juntos y creciendo musicalmente los dos. Realmente nos comunicamos telepáticamente a la hora de una improvisación. Sabía que él tenía que ser parte de la banda, fui muy afortunado de tener a todos comprometidos con OTC durante los primeros años. Aunque yo haya escrito todas las composiciones, todos los músicos añadieron su sentido musical y su propia vibra.

 ¿Qué pasó en el período de 2010-2011? ¿Los miembros de la banda estuvieron componiendo nueva música?

En ese período me encontraba en una mudanza de Seattle a Los Angeles. También durante esos años volví a la escuela y conseguí otro título en composición de películas. Siempre tuve un llamado interno que me pedía escribir música para películas, y decidí que la mejor manera de hacerlo era mudándome a una ciudad donde haya muchas oportunidades en ese ámbito. La banda estaba básicamente  en un “hiato” en aquellos años; por otro lado, mucho de los miembros del grupo se habían mudado de ciudad o habían tomado caminos diferentes en la vida, así que lo próximo que debía hacer era conseguir una nueva alineación para OTC, cosa que hice con músicos de Los Angeles. La nueva formación es fantástica, estoy muy agradecido de haber encontrado a estos músicos fenomenales.

En Enero de este año OTC dio un show junto a The Lap Band en los Angeles, ¿qué expectativas tenías para este show? ¿Cómo te sentiste volviendo a los escenarios con la banda luego de tres años?

Mis expectativas para este show eran muy altas; como lo mencioné antes, OTC tiene una alineación nueva, jamás había tocado junto a estas personas en vivo, lo que era exactamente  lo opuesto a lo que sucedía antes. Ensayamos un año con la nueva formación antes de dar nuestro primer show, lo que es mucho tiempo. Quería asegurarme que OTC estuviera mejor que nunca cuando resurgiera luego de todos esos años. Quería volar la cabeza de las personas, y creo que cumplimos el objetivo.

¿Qué te llevó a grabar un nuevo álbum? ¿Qué te hizo pensar que era el momento correcto?

Bueno, el nuevo álbum ha estado en proceso desde el 2009, he estado trabajando en él de forma lenta y concisa. La mayoría de los temas fueron grabados en Seattle junto a músicas de la escena musical del lugar, pero también hubo grabaciones en LA con la formación actual.  Estoy determinado a terminar este disco en los próximos seis meses. Creo que es de las mejores escrituras, interpretaciones, improvisaciones, grabaciones, orquestaciones y producciones que hice en mi vida. Como todos los proyectos en los que estuve, me toma mucho tiempo terminar algo que me hace tan feliz, quiero que este disco haga valer la espera. Ahora creo que es el momento indicado para terminarlo porque creo que tengo una banda dispuesta a girar, y además conozco a gente que quiere escuchar esta música. Por alguna razón los fans que gustan de este tipo de música quedarán psicóticos con este álbum.

En 2009 dijiste que el nuevo álbum de OTC sería parecido al debut si nos guiamos por las influencias musicales, pero eso fue hace tres años. ¿Qué podés decir del contenido de este disco?

El nuevo material se escucha y se siente mucho más cohesivo que el primer álbum. Suena como una banda de verdad la mayor parte del tiempo. Cada tema del disco debut fue grabado con personas diferentes en diferentes estudios, lo cual no sucede en este álbum. Algunos de los temas más básicos fueron grabados en vivo en la gira por los Estados Unidos. Las influencias abarcan al rock progresivo, música balcánica, surf rock, jazz, free jazz, funk de los 70’s, ambien, cartoon music, y soundtracks italianos de los años 60’s.

¿Cuándo y dónde se grabó este material?

Alrededor de la mitad del material se grabó en Seattle, la otra parte se grabó en Los Angeles durante 2010-2012.

En el sitio official de la banda se explica que en el Nuevo material colaboran artistas como  Eyvind Kang, Alan Bishop, Steve Moore, Joe Doria y Dave Abramson, ¿qué otros músicos se vieron involucrados en este disco?

En el nuevo disco colaboran  Eyvind Kang, Steve Moore, Joe Doria, Dave Abramson, Devin Hoff, Danny Frankel, Adam Stacey, Mike Stone, Luke Bergman, Timba Harris, Mike Lockwood, John Whooley, Lee Smith, Jessika Kenney, Ryan Parrish, Trevor Parrish, y muchos más.

¿Qué instrumentos tocas en el nuevo álbum?

Toco la guitarra acústica y eléctrica; bouzoki, mandolina, banjo, bajo eléctrico, órgano, piano eléctrico Wurlitzer, percusión y voces.

Tengo que ser demasiado obvio con esta pregunta pero ¿cómo se llamará el próximo álbum? ¿Cuándo y en qué sello será lanzado?

El nombre del álbum todavía no está decidido, tampoco se sabe en qué sello será lanzado, pero será a comienzos de 2013. 

¿Qué planes hay en el futuro de OTC?

Tenemos pensado lanzar el nuevo álbum y hacer un tour de éste. Empezaremos por la costa este y oeste Estados Unidos en 2013. Nos gustaría tocar en festivales de jazz y hacer giras internacionales.

Jason Schimmel respondió sin esquivar ninguna pregunta, con total sinceridad y entusiasmo, desde ya que agradecemos este gesto del talentoso compositor. Ya está todo aclarado, sólo queda tachar los días en el calendario hasta que llegue el momento en el  que Orange Tulip Conspiracy revolucione nuestras mentes con otro material discográfico.

Artículo y entrevista por: Facundo Guadagno Balmaceda

1 comentario para "Orange Tulip Conspiracy – El retorno de la demencia estructurada de Jason Schimmel"

  1. Pingback: Atomic Ape – Jason Schimmel y su nueva hermosa criatura salvaje « The Holy Filament

Deja tus comentarios

(requerido)
(requerido)
(requerido)

Visita nuestra tienda

$7.900
$4.000
$5.900
$9.900
$5.900
$7.900

Encuéntranos en Twitter

Encuéntranos en Facebook

  • Videos

    Mensaje del servidor: Gone. Compruebe en YouTube si el id theholyfilament pertenece a un user. Para localizar el id de la carpeta user revise el FAQ del plugin.