En Articulos, Destacados

Santiago vivió toda una noche a la Italiana junto a Ennio Morricone y Mondo Cane

Por: 25 Nov, 2013 5 Comentarios

Santiago vivió toda una noche a la Italiana junto a Ennio Morricone y Mondo Cane

Ennio Morricone

20:00 horas del Domingo 24 de Noviembre y 12 mil personas se entusiasmaban ante la subida en escena de los casi 90 músicos de la Orquesta Sinfónica y Filarmónica de la Universidad de Santiago de Chile bajo la conducción del maestro Ennio Morricone, quien tras una enorme ovación por parte de la audiencia comenzaba su majestuosa presentación con la melodía principal de The Untouchables dando pie para lo que sería la quinta entrega musical a lo largo de sus tres visitas a Chile, esta vez en un formato masivo en el Estadio Bicentenario de La Florida que mostraba a los asistentes un formato sencillo de escenario, sonido y visuales.

Si bien el programa de Morricone incluía en su set a “Chi Mai”, “Baaría”, “Cinema Paradiso”, “The Ecstasy of Gold” con la imponente voz de la soprano Susanna Rigacci, “The Mission – Suite”, deslumbró completamente al público absorto en un respetuoso y constante silencio, que demostraba por consecuencia aguantados y reservados aplausos en los puntos enérgicos o finales de varias de sus interpretaciones de la velada. En algunos pasajes existió alguna desentonación, pero que en nada opacó al conjunto en general, lo cual se agradece por parte de Morricone de guiar naturalmente a la orquesta, que demostró ante el elocuente nerviosismo, una buena ejecución sinfónica y coral. De hecho no sólo ellos eran los nerviosos, sino que también detrás lo estaba todo un staff, la banda “telonera”, ante el bizarro encuentro en el que se vieron envueltos los músicos de Mondo Cane en la antesala de la jornada .

Dichosos fuimos en Chile de tener un acto con tamaños exponentes, pero que a la postre se vio alicaído en ánimos al fastidioso enroque de ver a Morricone primero, que hizo que mucha gente llegase tarde para verlo a él pensando en no ver a los invitados de Mondo Cane, y viesen simplemente la mitad del repertorio del maestro. Se suman muchos otros detalles de ubicación, sonido, imagen y visuales en cámaras mal enfocadas y cortes mal hechos, detalles que simplemente pasaron a segundo plano frente a la ejecución misma de Morricone, pero que por momentos distrajeron a la masa.

Detalles hubo muchos, algunos desagradables, pero de todas formas tuvimos mucha fortuna de ser testigos de hechos absolutamente placenteros de observar y vivir una nueva jornada de Ennio Morricone en Chile, artista que difícilmente vuelva al país a presentarse, y por el cual se gestó todo en pulcra solemnidad de músicos (todos) y asistentes.

Mondo Cane

Mondo Cane

El turno de la banda invitada para complementar al huracán de emociones Ennio Morricone tuvo la mala fortuna de iniciar con un considerable atraso -propio del movimiento transitorio de cambio de escena + la brusca modificación de horarios de ambas presentaciones- y la consecuente escasa prueba de sonido por parte de todo el ensamble. Con el frío imperante en el reducto de La Florida a eso de las 23:00 horas Luppi, Patton y compañía daban inicio a la reducida presentación que dio cierre a la inédita jornada Italiana en suelo chileno.

El inicio, como es tónica en los conciertos de Mondo Cane, estuvo dado por Il Cielo in una Stanza, hermosa canción que fue víctima junto a Che Notte! de las imperfecciones del sonido en la forzada partida que buscó calmar los ánimos de los intranquilos asistentes. Instrumentos desequilibrados junto a un volumen excesivo hicieron enfrentar una evolución del show con una nueva predisposición y un aterrizaje en las expectativas. Y claro, la doble experiencia en el Caupolicán del 2011 pesaron muy fuerte en lo que pudimos vislumbrar con los primeros 10 minutos de Patton y compañía.

En términos personales, siempre me mantuve alerta de lo que podía ofrecer esta nueva edición que incluía al orquestador y arreglista Daniele Luppi, junto a su músico de sesión Dario Rosciglione en contrabajo. Por ello creo que de una u otra forma no logré encantarme con la banda de excelentes músicos tras la conjugación de todas las variables que empujaron al show hacia un resultado débil: restricción horaria, ensayos incompletos, cambio de agenda, frío e inquietud.

¿Por qué  comparto mi visión personal y me escapo de una revisión tal vez algo más cómplice?, pues porque creo existirá empatía común entre los lectores de este medio, ¿o es que yo solamente encontré una versión de Violeta Parra fuera de tono y una banda cansada, sin la explosividad que -dentro de su contexto, claro está- muestra habitualmente en sus presentaciones?

Sin ser mezquino, debo hacer hincapié en las acciones correctivas que fueron realizando en su conjunto Urselli y Antonietti en su trabajo fuera de escena, pues con su experiencia lograron sacar la tarea en condiciones adversas. Así, con los destellos de locura en Urlo Negro por parte del elegante perro mayor, el importante aporte de la dupla Winant-Amendola en la vibrante Dio Come ti Amo y la exquisitez de la electrónica de Vincenzo Vasi en Lontano Lontano pudimos ser testigos de la magia que desde un comienzo debió desprender el romántico proyecto.

La carta segura de las coristas Claudia Puglisi-Roberta Lizzio-Valeria Vasta y el todo terreno Enrico Gabrielli (el multi instrumentista encargado de los vientos), hicieron que la casa se ordenase producto de la experiencia de los involucrados. La gente -sólo una parcialidad- entró en comunión en todo sentido y mostró respeto también hacia la construcción en el vuelo del clásico “menos a más”.

Set cerrado de 13 piezas hizo salir del escenario a Mondo Cane para volver tras una discreta y poco eufórica audiencia. De esta manera se dio cierre a la velada italiana con Sigaretta y Sole e Malato, sellado con un gusto de cumplimiento -no sobresaliente- por la máquina italiana liderada por Mike Patton.

Reviews:

  • Ennio Morricone por José Ignacio Vidal
  • Mondo Cane por Francisco Javier Rodríguez

Fotos por Camila Schliebener

5 comentarios para "Santiago vivió toda una noche a la Italiana junto a Ennio Morricone y Mondo Cane"

  1. necrocanibal

    27/11/2013

    se agradece el punto de vista personal y sincero. gracias THF, good review! 🙂

    Responder
  2. nomasfe10

    27/11/2013

    Concuerdo plenamente con el review…Morricone un capo, que demostró que pertenece a esos monstruos que tan sólo al salir a escena son capaces de revertir cualquier inconveniente y dejarte pasmado con su música e interpretación. Lo vi esa vez en el Bicentenario y el show del domingo lo encontré levemente “inferior” ( si es que puedo utilizar esa palabra para hablar de un show de Morricone), el sonido fue imponente y el repertorio me gustó bastante, con un par de temas de la faceta más “pop/rock” que me fascina, disfruté a concho esas canciones.

    Mondo Cane me dejó un sabor medio amargo…conspiró el cambio de horario y la espera seguramente en la energía del público, que no fue ni un décimo de la energía del 2011. El setlist corto, con Patton rabeando en los primeros temas por el sonido, luego se relajó, pero ya bien entrado el show….esta vez gocé con la performance de esa dupleta Amendola/Winant (Winant estaba sentado en el público en la previa a Morricone)….cómo disfruta Amendola el show, es un gusto verlo tocar , creo que fue fácil uno de los puntos altos de la velada.

    Me hubiese encantado ver algo que se hubiese hecho en conjunto de Morricone / Patton, pero a la luz de lo que pasó, era claramente imposible. De todas maneras quedará en la historia como un show único e irrepetible.

    Punto aparte para los cada vez más desagradables Pattonbelievers…los gritos de Grande Mike, Mijito rico, etc..me tenían podrido…y los giles que se dedican a filmar/sacar fotos TODO el concierto, no los entiendo, si lo tienen al frente!! Está bien un par de temas, pero registrar casi todos los temas, lo encuentro patético, porque por ej en mi caso, el gil de adelante me tapaba con su celular. Ese fue mi minuto de furia.

    Saludos Holy Filament y sigan el excelente trabajo!

    Responder
  3. Tamaritx

    27/11/2013

    Soy de las que ama a Patton, me encanta su música, casi toda, he ido 7 veces a verlo, lo conozco casi de memoria, por eso concuerdo en muchísimas cosas, entró muy nervioso y desconcentrado, se adelantaba, se atrasaba, no cantaba en el registro completo que requería la canción, creo q casi estaba desagradado cantando al principio, la canción de Violeta fue casi cantada a la fuerza, sin pasión. Me fui con un tremendo sabor amargo del estadio, yo iba principalmente a verlo a el, amo este disco, Morriconne es un dios de la música, de el no tengo nada que decir, es perfec, pero a Patton lo cagó la tremenda desorganización, la hora, los conciertos en el Capuolican fueron un masazo en la cabeza, increíbles los dos, espero que nunca esta productora vuelva a cagar de esta forma un espectáculo de esta calidad.

    Responder
  4. En mi opinón personal, creo que están siendo bastante injustos con Patton, yo encontré maravillosa su presentación con Mondo Cane, una vez más se lució con su gran voz y su desplante escénico, lo que no me gustó sí fue que tocaron muy poco tiempo y el atraso en un principio, pero a la vez creo que con todos esos problemas, cambio de horario, el tener que acortar el setlist (según el mismo Mike patton, ayer en la entrevista de 7mo Vicio) y además el tener que sobrelelvar lo qeu fue que el ídolo de Patton, Ennio Morricone prácticamente lo ninguneara, sacar un show es algo muy valorable y no me aprece bien que se les juzgue por eso.

    Responder
  5. Pingback: Resumen 2013 en The Holy Filament « The Holy Filament

Deja tus comentarios

(requerido)
(requerido)
(requerido)

Visita nuestra tienda

$5.900
$7.900
$7.900
$5.900
$9.900
$9.900

Encuéntranos en Twitter

Encuéntranos en Facebook

  • Videos

    Mensaje del servidor: Gone. Compruebe en YouTube si el id theholyfilament pertenece a un user. Para localizar el id de la carpeta user revise el FAQ del plugin.