En Articulos

[Review] The Talking Book y sus 3 capítulos experimentales en Chile

Por: 27 Oct, 2012 1 Comentario

The Talking Book @ Teatro Municipal de San Joaquín, Santiago, Chile [20/Oct/2012]


El contexto de la venida de The Talking Book fue la primera versión del Festival de Vanguardia, VANG, el cual en su primer y segundo día contó además con las dinámicas presentaciones de los grupos chilenos Como Asesinar a FelipesFulano, Fusión Judá y Jorge Campos Project. “El Libro Parlante” de Bill Gould, Jared Blum, y Dominic Cramp, constituyó la parte internacional y más experimanetal del festival.

El Show comienza con el suave martilleo de un tono compuesto de un “aura” minimalista y gris: las reconocibles primeras notas de que abren el relato de este Libro Parlante. Los tres músicos están dispuestos en línea sobre el escenario, Jared al centro junto con Billy y Dominic a ambos extremos, cada uno detrás de sus respectivas herramientas digitales para interpretar e improvisar frente a los sentidos alertas de la audiencia. A medida que los minutos transcurren, las imágenes y videos (creados y editados por Roland Quelven e Isabel Perez del Pulgar) que eran proyectadas sobre el gran telón en el escenario parecían de alguna manera cobrar una gran vitalidad agrisada y cobriza  de la mano de la progresión estructurada de sonidos que estaban siendo ejecutados.

Mientras los distintos pasajes sonoros se diluían a través de las paredes del teatro, convergiendo en los oídos y mentes de los presentes, se podía ver la progresiva dinámica que se generaba sobre el escenario. Es así como Jared empieza de forma natural a marcar el espectro de intensidad de sonido de la presentación, ya que ésta a lo largo de su duración mostró gradaciones ascendentes y descendentes de gran potencia, las cuales en sus puntos álgidos eran acompañadas por la guitarra altamente sintetizada de Gould. Al finalizar la presentación, pudimos concluir que el sonido mostrado fue bastante apegado al álbum, pero contó a la vez con pasajes improvisados que le incorporaron dinamismo al relato sonoro pre-grabado.

La presentación fue seguida de una breve ronda de preguntas, de la cuál podemos rescatar las siguientes preguntas:

Alguien del público: ¿En qué se inspiran?.

Jared:  “En viejos discos de vinilo mezclados con sonidos de samplers y sintetizadores, música de películas, música experimental de los 60’s y 70’s, y un poco de la música actual.”

Billy, refiriéndose al proceso de creación: “Es distinto a la música de rock en el sentido de que ésta es más lineal. En el caso de la música que hacemos es más como hacer una escultura, ya que al trabajar con varios sonidos que no se mezclan, el proceso de forzarlos a mezclarse es difícil, cuesta un tiempo, es algo muy diferente para mi pero que disfruto mucho.”

Alguien del público: ¿Cuál es el concepto detrás del álbum?.

Billy: Vinilos muertos, discos muertos  que estaban quemados y perdidos y que rescatamos desde su mal estado para tocarlos en  el aparato electrónico llamado ” Talking Book“* .

* Instrumento que reproduce cintas a baja velocidad, sirve mayormente para que las personas ciegas puedan escuchar libros y últimamente con los nuevos TB digitales han tenido un mayor impacto social, Info, Info2, Info3.

Review por Franco López Usquiano

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

The Talking Book @ Onaciu Bar, Santiago, Chile [22/Oct/2012]


Luego de la cancelación de la gala de Vang, programada para el día domingo 21 de octubre,
The Talking Book agendó su segunda presentación en Chile para el día siguiente. La cita tenía como punto de encuentro el Onaciu Bar, inserto dentro de Bellavista, el tradicional barrio bohemio que descansa en las faldas del cerro San Cristóbal de la ciudad de Santiago.

El público llegó temprano y calentó motores con la banda nacional Los Chinches, generando una instancia de ansiedad en el intervalo de espera mientras el trío se preparaba para subir al escenario en la habitación contigua. La apertura de la sala dispuesta para The Talking Book se colmó de gente a solo minutos de su apertura, lugar en donde algunos querían revivir la experiencia de San Joaquín, y otros en cambio, estaban ad portas de su primer encuentro con la experimentación oxidada del proyecto –hasta ahora- más experimental de Kool Arrow Records.

Con cerca de 50 minutos de retraso respecto a la programación inicial, Bill Gould, Jared Blum, y Dominic Cramp se hacen presentes en la escena, y comienzan a envolver inmediatamente a la audiencia con su sonido de origen electrónico. El contexto era diametralmente opuesto al solemne espacio del Teatro Municipal de San Joaquín, pues en Onaciu reinaba la nube de humo característica de los locales bohemios, y el incesante ruido propio de las conversaciones aglomeradas. Bajo estas condiciones, The Talking Book presentó su set de aproximadamente 45 minutos con un sonido más ruidoso, que lució fragmentos de improvisación con mayor brutalidad y rapidez respecto al álbum y presentaciones anteriores. Jared Blum, el director del proyecto, sabía que la atmósfera sería distinta y por lo mismo dispuso su talento en las máquinas con aquella proyección  de mayor libertad de experimentación sobre la marcha. Claro, si incluso rechazó la configuración del trío sentado frente a las mesas y estuvo moviéndose durante toda la presentación, sintetizando voces y siguiendo los compases en una actuación que envolvía todo su cuerpo… destacando por su gran entrega energética.

Por su parte, Gould cumplía sus funciones en teclas y perillas con una concentración que sólo se vio interrumpida por un brindis alzado junto a su copa de vino en sincronización a una veintena de personas que brindaban con la emoción de tener a este preciado proyecto en nuestras tierras. La guitarra de Bill no tuvo inconvenientes en cada una de las intervenciones y sonó perfectamente como él quiso, ayudado por un fiel retorno que lo acompañó durante toda la sesión. Paralelamente, Dominic Cramp, el espigado músico inglés radicado en Norteamérica  apoyó de manera impecable en la generación de densos y fríos pasajes sonoros con su experiencia en el manejo de samplers, capacidad que lo hizo aterrizar de manera natural en la ejecución directa del proyecto que grabó su partner en Gigante Sound Jared Blum junto a nuestro querido Bill.

Dada la característica experimental del proyecto, sabíamos que la digestión de éste por parte del público no sería fácil. Y  bueno, esto se reflejó en el abandono de algunos asistentes en el transcurso de la presentación, que pudo haberse visto depurado por el horario de este evento desarrollado en el inicio de una semana laboral ordinaria.

Por corregir, y a modo de consejo, es necesario hacer referencia a la concepción errónea de un show de estas características, el cual debe ser respetado por su naturaleza audiovisual y en consecuencia no verse excesivamente interrumpido por los flashes de las numerosas cámaras fotográficas en el lugar, que constantemente opacaron la proyección del film exhibido por el Libro Parlante, y por consiguiente, estampando un dejo de descontento en los 3 protagonistas que deseaban una conexión visual intensa, absolutamente necesaria en la experiencia TTB.

En definitiva, un show enérgico, fuerte y de improvisaciones contextualizadas impecablemente a la escena ofrecida por la audiencia en Onaciu Bar, que sin dudas quedó con grata impresión tras haber escuchado la palabra del ahora nuestro sagrado texto sonoro.

Review por Francisco Javier Rodríguez

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

The Talking Book @ Ele Bar, Valparaíso, Chile [23/Oct/2012]


Los culeros de Gould, Blum y Cramp visitaron la ciudad de Valparaíso, continuando su periplo con el libro parlante. El lugar escogido para la 3era y última velada sería en Ele Bar un hermoso local de tenues colores a las luces de las velas adornando los espacios, buenos tragos, y un buen ambiente que propiciaron las 150 personas que de cierta forma repletaron las mesas y algo más en las barras y piso superior. Un encuentro idílico para que el trío propiciase la última estocada en una ciudad multi-cultural y experimental como Valparaíso.

Los fuegos previos se iniciaron con Solo Contra Todos, el proyecto solista de Michel Lefranc junto con el guitarrista experimental y libre improvisador Luis Toto Álvarez, quienes por primera vez en mucho tiempo lograron llevar el proyecto hacia una interpretación entendible, por lo menos para los que estamos acostumbrados a escuchar y ver en innumerables veces a Lefranc  -quién además presentaba la tocata como una nueva producción-. Destacamos que su show irreverente, cómico y bizarramente sensual, fue de agrado para la gente que lo vio por primera vez, sacando más de alguna risa y cabeceando al ritmo del Kaos Pad, masturbándolo o simplemente jalándolo como si existiesen líneas de mandanga sobre él. Por su parte, Toto hizo una performance impecable al tocar su guitarra fluidamente, logrando una coordinada libre improvisación junto a Lefranc (de hecho la ejecución de Toto impactó a Dominic Cramp quién lo asimilaba como un Fred Frith criollo), lo cual ¿suena muy bien no?.

Terminada la presentación de Solo Contra Todos, no pasaron ni 10 minutos cuando salió The Talking Book al escenario y con el tema The Talking Book I compañado de la proyección visual, captó de inmediato la atención del espectador, de los cuales algunos iban preparados a escuchar el proyecto, y otros sencillamente no, pues nunca callaron su puto hocico mientras interpretaban canciones como “I Have a Secret To Tell”.

Lamentablemente la pasividad de las frecuencias sonoras que interpretaba el trío, destapaban una falencia en Ele Bar, pues éste no contaba con una buena aislación y el sonido de las salas contiguas (un molesto reggaetón) hicieron sacar más de alguna roncha a Blum, por lo cual, empezó a saturar la sala con altas frecuencias y distorsiones en base a sintetizadores y teclados junto a Cramp y Gould en guitarra y laptop. Los norteamericanos lograron luego de un largo instante despertar al público, sin embargo, el trío al no sentirse tan cómodo, decidió acortar el setlist de 45 minutos en solo 40 minutos, y rematar con una potente versión de Open Your Eyes, saturando el espacio y captando finalmente la atención completa del público, quienes abrieron los ojos y se olvidaron completamente del sonido molesto de las salas contiguas de “Ele Bar – Locomotora” y transportando finalmente a la audiencia a otra dimensión sombría, árida y de absoluta potencia sonora que presentó el trío de Talking Book.

En general fue una noche redonda, si bien hubo algunos problemas de acústica en el local, se vivió un buen rato con el proyecto de Gould, Cramp y Blum, en una faceta fascinante del otrora bajista de Faith No More, quién sin lugar a dudas deslumbró y dejó marcando ocupado a más de algún porteño presente en el lugar, dejándonos más de un buen recuerdo en Valparaíso.

Review por José Ignacio Vidal

 

  • Fotografías Teatro San Joaquín & Onaciu Bar por Marisol Valenzuela
  • Fotografías Ele Bar por Kilber Salas

 

1 comentario para "[Review] The Talking Book y sus 3 capítulos experimentales en Chile"

  1. Francisco Mancilla

    29/10/2012

    yo lo viví en valpo, y a pesar de los inconvenientes que mencionas, como el sonido de la otra sala o los weones que no paraban de hablar, encontré que fue excelente, muy envolvente el sonido, experiencia única ver de tan cerca al gran Billy y disfrutar de su música
    Saludos

    Responder

Deja tus comentarios

(requerido)
(requerido)
(requerido)

Visita nuestra tienda

$4.000
$12.900
$7.900
$4.000
$5.900
$7.900

Encuéntranos en Twitter

Encuéntranos en Facebook

  • Videos

    Mensaje del servidor: Not Found. Compruebe en YouTube si el id theholyfilament pertenece a un user. Para localizar el id de la carpeta user revise el FAQ del plugin.